7 cosas que puedes empezar a hacer ahora mismo para reducir tu impacto medioabmbiental (parte 2)

Uncategorized

En esta segunda parte del post quería centrarme en lo relacionado con la cocina y la alimentación.

Zero waste cooking o Cocinar sin residuos:

Está muy de moda el estilo de vida zero waste. Para los que no estéis familiarizados con este concepto os cuento que con este nombre tan sonoro y molón se define a aquellas personas que han tomado la decisión de reducir al mínimo posible los residuos que generan.

Se que de primeras, sobretodo si nunca te lo habías planteado, puede parecer una utopía pero algun@s han conseguido meter todos los residuos de un año en un bote de poco mas de 200 ml (un bote de mermelada pequeño) que comparado con la media de 500 kg anuales por persona es todo un logro. Por ejemplo estos son los residuos de todo un año de Kathryn Kellogg.

Pero nosotros vamos a empezar con algo mucho mas sencillo.

Como ya comentamos en el post anterior si has empezado a utilizar bolsas de tela para sustituir las de plástico o estas reutilizando las bolsas de plástico que tienes por casa ya has dado un primer paso en esta dirección.

El siguiente paso para mi fue empezar a fijarme en la cantidad de residuos que generaba cada vez que me metía en la cocina. Cuando separo los residuos para reciclarlos intento tomar nota y buscar una alternativa que generé menos residuos. Por supuesto lo ideal sería comprarlo todo a granel y presentarte en las tiendas con tus envases y bolsas reutilizables pero en los casos en los que no sea posible elegir el producto con el envase menos malo (papel o cartón siempre mejor que plástico) será mejor que nada.

Planifica tus comidas(ayuda a consumir menos):

Una vez que vas teniendo claro que y donde comprarlo para reducir tus residuos a la hora de cocinar tu mejor aliado sera tener un planing para las comidas de la semana. Parece una idea algo trabajosa pero si le das una oportunidad verás que esta practica te permite comer mas sano, producir menos residuos en tu cocina y gastar menos dinero ya que pocas veces te encontrarás comprando cualquier cosa para salir del paso.

SI necesitas algo de inspiración u orientación para ponerte a planificar te recomiendo que le eches un vistazo a este post de veggieboggie.

Foto de veggieboogie, evidentemente.

Aunque no seas vegetariano y no estés planeando pasarte toda la semana comiendo verduras esta breve y amena guía te introducirá a los conceptos básicos que tienes que tener en cuenta para planificar tu menú para toda la semana y tenerlo listo dedicando poco mas de un par de horas.

Composta y Recicla tus desperdicios:

En otra sección del post anterior hablábamos de que en muchas ciudades no tenemos la opción de separar el resto orgánico en un contenedor especifico y esto significa que no se va a aprovechar.

Si este es tu caso ya estas tardando en empezar a reunir las sobras orgánicas para empezar a compostar ¡tus plantitas te lo agradecerán!

Prueba nuevos métodos de preparar tu comida:

Probar cosas nuevas en la cocina y romper la rutina gastronómica no solo es divertido y estimulante sino que ademas ayuda a no desperdiciar comida y a comer mas sano.

Ahumados, encurtidos, patés, salsas, mermeladas y confituras, helados, batidos, smoothies, bizcochos, bollos, magdalenas(a.k.a muffins)… Parafraseando a Michael Pollan “come lo que quieras pero cocinalo tu mismo” es una idea muy sencilla pero que te llevará a ser mucho mas consciente de que es lo que comes y de donde viene.